15.2.15

Beyond Mind-



Entre al baño, tenía que lavarme la cara. Me sentía acalorada.
Parece que no había nadie. Y eso que hace un rato había una fila de chicas interminable. Eso me extrañó.
Mire a mí alrededor para comprobar que no había entrado al baño de hombres.
No. Baño de chicas. Allí había un cartel que decía algo sobre no arrojar las toallas femeninas al retrete. Encantador.
Abrí el grifo del agua fría y me incline para mojarme el rostro.  ¡Bendita sea el agua fría! Ahora sí me estaba sintiendo un poco mejor. Me tire un poco más de agua y estiré la mano para recoger las toallas de papel para secarme.
 La puerta detrás de mí hizo un ruido. Como si la hubieran bloqueado. Y solo se puede bloquear desde adentro. Carajo. Cuando giro, el pasador estaba puesto.  Parpadeé varias veces y volví a enfocar la vista en la puerta. Efectivamente, estaba bloqueada. Miré dentro de los cubículos y no había nadie.
No es que tuviera ganas de hacerme la cabeza con ideas sobre espíritus en este preciso instante. Tiré las toallas de papel y me dirigí contra la puerta, corrí el pasador y salí lo más rápido que pude antes de entrar en pánico y fui directo al estacionamiento.

No hay comentarios: